Sabias que...

Prevense que os trastornos mentais aumentarán considerablemente nos vindeiros anos ** O 0,22% da poboación padece episodios de ansiedade e depresión ** As enfermidades mentais representan o 12,5% de todas as patoloxias **

La Enfermedad Mental

Trastorno Obsesivo-Compulsivo

El trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) es un tipo de trastorno que se caracteriza por pensamientos repetitivos y angustiantes, ideas irracionales y persistentes denominadas obsesiones, que causan ansiedad. Quienes padecen esta enfermedad realizan acciones repetidas y ritualistas con la intención de hacer desaparecer los pensamientos que le agobian, lo que se conoce como compulsiones.

 

Usualmente, los síntomas del TOC comienzan en la infancia o la adolescencia y se reconoce una tendencia familiar en el desarrollo de este tipo de trastorno. La persona que lo padece suele reconocer en algún momento, que estas obsesiones y compulsiones son excesivas o irracionales, pero no puede evitarlas. En la infancia no se comprende que el comportamiento obsesivo-compulsivo está fuera de lo normal, pero en la edad adulta el malestar causa en la persona síntomas que influyen en casi todos los aspectos de su vida. El TOC afecta a hombres y a mujeres por igual, una de cada 50 personas lo padece.

 

Muchas personas pueden aceptar tener algunos de estos síntomas de TOC, tales como revisar la estufa varias veces antes de salir de la casa. Pero se puede hablar de un trastorno únicamente cuando dichas actividades consumen cuando menos una hora al día, son muy angustiosas o interfieren con la vida diaria. Algunos ejemplos de obsesiones causadas por el TOC son el miedo a los gérmenes o el miedo a lastimarse. Entre las compulsiones se incluye lavarse las manos, contar, revisar una y otra vez las cosas o limpiar. Sin un tratamiento que combine medicinas y terapias, el TOC puede dominar la vida de una persona.

 

Tipo de TOC

Atendiendo al contenido de las obsesiones se reconoce que las ideas más frecuentes se refieren a: la contaminación, dudas repetitivas, disponer las cosas en un orden determinado, impulsos de carácter agresivo que horrorizan a la propia persona, fantasías sexuales. En contrapartida, las compulsiones más usuales implican tareas como: aseo o limpieza, comprobaciones reiteradas, demandas o exigencias de certeza, acciones repetitivas, un orden determinado ciertos objetos.


Sea cual sea su contenido, las obsesiones no suelen tener como base una preocupación . por un problema relacionado con la vida real (dificultades económicas, laborales, escolares, etc.). Asimismo, las compulsiones llegan a reemplazar comportamientos productivos y gratificantes, debido a que desestructuran la actividad global de la persona.

 

Trastornos asociados
El TOC suele estar asociado a depresión u otros trastornos de ansiedad. Incluso, las obsesiones y compulsiones pueden afectar los hábitos alimenticios, generar fobias, conducir al uso de sustancias estupefacientes o alcohólicas como un mecanismo para evadir los pensamientos angustiantes. Los trastornos de comportamiento más usuales que se producen asociados al TOC son:


Preocupaciones hipocondríacas
Sentimientos de culpa y excesiva responsabilidad
Trastornos del sueño
Problemas conyugales, laborales y sociales
Trastorno depresivo
Problemas dermatológicos o desordenes alimenticios
Trastornos de ansiedad

Contacto:

A GUARDA

Telf: 986 61 00 21

asociacion@avelaina.org.es

 

BAIONA:

Telf: 986 38 92 33

valminor@avelaina.org.es

 

Faro de Avelaíña